miércoles, 28 de diciembre de 2016

Es posible la Revolución Educativa sin la integración de herramientas tecnológicas al aula?


No, ya que los medios tecnológicos son herramientas de vital importancia en el proceso de enseñanza y aprendizaje, permitiendo enseñar la realidad para la mejora de los procesos, logrando así los objetivos propuestos.

Estos objetivos propuestos no son exclusivos del profesor, sino también del alumno, desarrollando en el estudiante aprendizajes significativos. 
La revolución educativa sin el uso de herramientas tecnológicas sería un fracaso junto de los contenidos actitudinales y procedimentales de valores y actitudes, haciendo adaptaciones a estos contenidos.
Las herramientas son: diapositivas, casetes de audios, proyectores, redes de comunicación, memorias, computadoras, entre otros, facilitando tanto al maestro como al estudiante el logro en los aprendizajes y la realización de las tareas.










Siendo esto un desafío para los profesores ya que en su mayoría son analfabetos de la tic, es imprescindible la formación de los profesores para que dispongan de las competencias necesarias para que puedan trabajar de forma natural la tic en su práctica pedagógica.
La educación debe ir al compás de los avances y los nuevos contextos sociales teniendo la incorporación de las nuevas tecnologías a los procesos de enseñanza aprendizaje y el uso de nuevos materiales didácticos.
Lo importante de todo esto es lograr que los alumnos mejoren sus aprendizajes con la utilización de las tecnología de la información, donde debe existir una gran relación entre los profesores los alumnos (as) y los contenidos de la enseñanza haciéndolo también en la evaluación de todos los procesos de enseñanza y aprendizaje.


lunes, 22 de febrero de 2016

Sobre la prohibición del uso de teléfonos móviles en escuelas e institutos

Ya se han publicado en Educa con TIC varios artículos con ejemplos de propuestas y experiencias educativas realizadas en escuelas e institutos utilizando dispositivos móviles, y son muchas más las que podemos encontrar por la red. Sin embargo, el profesorado que desea incorporar la utilización de dispositivos móviles en clase se encuentra con un impedimento: la normativa al respecto establecida en el Reglamento de Régimen Interno de los centros educativos, o incluso la establecida por las Consejerías de Educación de algunas Comunidades Autónomas.
Éste es un ejemplo de norma que podemos encontrar en cualquier centro de enseñanza:
No está permitido el uso de teléfonos móviles, cámaras fotográficas, grabadoras, MP3 y otros aparatos semejantes durante el período lectivo, que incluye clases, actividades complementarias y extraescolares y recreos. Cuando cualquier profesor o profesora detecte su uso o manipulación, deberá requisarlo y depositarlo en la jefatura de estudios hasta que la madre o padre lo recoja. Si el alumno reincide, no se le devuelve el aparato hasta el final del curso.
Algunos centros incluyen la excepción de poderlos utilizar para actividades lectivas concretas dentro de clase, pero como algo puntual o excepcional.

Los motivos:

En general, las razones esgrimidas para aprobar estas normas tan restrictivas son la detección de algunos casos de acoso a través de las redes sociales, o la publicación en Internet de imágenes y de vídeos adquiridos a través de los dispositivos móviles. También, todo hay que decirlo, en general el profesorado no está todavía habituado ni preparado en el uso de la tecnología móvil y no sabe cómo controlar una case o una guardia de recreo en las que se utilizan estos recursos, y la forma más fácil de evitar problemas es la prohibición total de su uso.

Una alternativa:

Propongo una alternativa a este tipo de normativas, que incluiría tres aspectos básicos:
  1. 1. Inclusión en el Reglamento de Régimen Interno una redacción clara al respecto de no permitir acciones que supongan una agresión a los derechos fundamentales de las personas, como al honor, a la intimidad, a la propia imagen, al secreto de las comunicaciones y a la protección de datos, estableciendo las sanciones oportunas, pero evitando la prohibición de los dispositivos electrónicos.
  2. 2. Diseñar y poner en marcha una campaña educativa que promueva el correcto uso de la tecnología móvil y de Internet, incidiendo especialmente en las cuestiones éticas.
  3. 3. Introducir en el Plan TIC del centro un apartado relativo a la utilización didáctica de los dispositivos electrónicos móviles, y extender su uso didáctico a través de los diferentes departamentos interesados, poniendo en valor a potencialidad de estas herramientas para la realización de múltiples tareas a través de las aplicaciones instaladas.


CITA

Sobre la prohibición del uso de teléfonos móviles en escuelas e institutos

Ya se han publicado en Educa con TIC varios artículos con ejemplos de propuestas y experiencias educativas realizadas en escuelas e institutos utilizando dispositivos móviles, y son muchas más las que podemos encontrar por la red. Sin embargo, el profesorado que desea incorporar la utilización de dispositivos móviles en clase se encuentra con un impedimento: la normativa al respecto establecida en el Reglamento de Régimen Interno de los centros educativos, o incluso la establecida por las Consejerías de Educación de algunas Comunidades Autónomas.
Éste es un ejemplo de norma que podemos encontrar en cualquier centro de enseñanza:
No está permitido el uso de teléfonos móviles, cámaras fotográficas, grabadoras, MP3 y otros aparatos semejantes durante el período lectivo, que incluye clases, actividades complementarias y extraescolares y recreos. Cuando cualquier profesor o profesora detecte su uso o manipulación, deberá requisarlo y depositarlo en la jefatura de estudios hasta que la madre o padre lo recoja. Si el alumno reincide, no se le devuelve el aparato hasta el final del curso.
Algunos centros incluyen la excepción de poderlos utilizar para actividades lectivas concretas dentro de clase, pero como algo puntual o excepcional.

Los motivos:

En general, las razones esgrimidas para aprobar estas normas tan restrictivas son la detección de algunos casos de acoso a través de las redes sociales, o la publicación en Internet de imágenes y de vídeos adquiridos a través de los dispositivos móviles. También, todo hay que decirlo, en general el profesorado no está todavía habituado ni preparado en el uso de la tecnología móvil y no sabe cómo controlar una case o una guardia de recreo en las que se utilizan estos recursos, y la forma más fácil de evitar problemas es la prohibición total de su uso.

Una alternativa:

Propongo una alternativa a este tipo de normativas, que incluiría tres aspectos básicos:
  1. 1. Inclusión en el Reglamento de Régimen Interno una redacción clara al respecto de no permitir acciones que supongan una agresión a los derechos fundamentales de las personas, como al honor, a la intimidad, a la propia imagen, al secreto de las comunicaciones y a la protección de datos, estableciendo las sanciones oportunas, pero evitando la prohibición de los dispositivos electrónicos.
  2. 2. Diseñar y poner en marcha una campaña educativa que promueva el correcto uso de la tecnología móvil y de Internet, incidiendo especialmente en las cuestiones éticas.
  3. 3. Introducir en el Plan TIC del centro un apartado relativo a la utilización didáctica de los dispositivos electrónicos móviles, y extender su uso didáctico a través de los diferentes departamentos interesados, poniendo en valor a potencialidad de estas herramientas para la realización de múltiples tareas a través de las aplicaciones instaladas.

Tecnologías Educativas. Herramientas: Dispositivos móviles © UPV

Dispositivos Móviles en Educación

TICs en educación: nuevas herramientas y nuevos paradigmas

Entornos de aprendizaje personalizados en dispositivos móviles


Resumen

El Informe Horizon para Iberoamérica prevé que en tres años la tecnología móvil, hoy emergente, tendrá un potencial de impacto en la enseñanza, el aprendizaje, la investigación y la expresión creativa en el ámbito educativo global. Considerando este marco de referencia y la evolución actual de los dispositivos móviles, surgen posibilidades muy interesantes que enriquecen los ambientes de aprendizaje, al tener la posibilidad de armar entornos personalizados para cada necesidad. Se definen y describen los entornos personalizados de aprendizaje (EPA) y se da un ejemplo genérico y otro particular, con aplicaciones que se probaron en smartphones y tablets.

CITA:

Tecnologías móviles aplicadas a la educación superior

Resumen

Actualmente la educación de posgrado busca el desarrollo de competencias a partir del aprendizaje autónomo, centrado en el aprendiz. Las tecnologías de la información y de la comunicación (TICs) facilitan este tipo de aprendizaje y, en particular, el m-learning promueve experiencias contextuadas y colaborativas. Sin embargo existen dos tipos de problemáticas en el momento de implementar las tecnologías móviles en la educación de posgrado. Por un lado, no están definidas las estrategias de m-learning apropiadas según las tecnologías móviles disponibles en cada contexto. Por otro lado, la usabilidad de las aplicaciones de m-learning es limitada debido a la escasez de memoria, pantalla y procesador de los dispositivos. El objetivo de este trabajo consiste en determinar qué aspectos deben considerarse en el diseño de programas de mlearning en el nivel de posgrado de las universidades. Los aspectos principales que se abarcan son los referidos a la caracterización del ecosistema, modos y estrategias del m-learning. Además, se consideran aspectos propios del diseño de aplicaciones móviles que deben ser tenidos en cuenta al desarrollar recursos de m-learning

CITA: